viernes, 14 de junio de 2013

Las palabras...


El otro día, de cualquier mañana, montamos un pequeño espectáculo en una Escuela Infantil... 
Un  pequeño recital de música y de poesía en "Amanecer", rodeados de niños, rodeados de historias...
La única idea que nos movía era la de hacer llegar de la forma más dulce y sencilla que se nos ocurrió un pedazo de música y poesía hasta esas cabecitas , unas con coletas y otras no, que con ojos asombrados nos miraban.
           

"Las palabras son sonidos. Son sonidos que salen de nuestras bocas. Las palabras son como magia. Y con esa magia nos llamamos por nuestros nombres, nos queremos, nos pedimos o nos  damos cosas.
A las palabras no las inventó nadie, siempre estuvieron ahí, por encima de las cosas, de todas las cosas bonitas. Con las palabras nos contamos cosas. Las palabras nos cuentan historias.
Ahora os vamos a contar una historia..."

Y en efecto les contamos la historia de Homero, y la de Ulises, y la de Penélope y la de Circe. Una hermosa historia, tal vez la primera de las historias que nos llegó a pesar de esos casi 3.000 años...
Después, quisimos contarles una historia distinta, al fin y al cabo otra historia, pero una de esas historias que no son tan fáciles de que lleguen hasta nosotros. Esa historia trataba de los Sioux y de los Apaches, y de los Cherokees. Comanches, Cheyennes, Kiowas, Navajos, Mohicanos o Arapahoes, una historia de esas que solo llegan hasta nosotros a través de "señales de humo", que a pesar del desprecio y las humillaciones sufridas, solo nos hablan de palabras de amor.

 Para finalizar compartimos juntos un poema , con el que interactuamos y con el que tratamos de inventar poesía a la vez...  

Y de alguna manera creo que conseguimos nuestro propósito, puesto que al día siguiente alguno de esos niños junto a su chaqueta, colgó en el perchero su tambor..


(J +.S, junio 2013)


















        

"... Y COMO POR ARTE DE MAGIA, EN EL TABLÓN DE ANUNCIOS APARECIERON ESTAS  ESPERANZADORAS PALABRAS..."
  
"Hoy Martes 11 de Junio:



Hemos hecho una asamblea muy muy rápida porque nos esperaban en la sala de psico un músico (para de un  alumno de delfines) y un poeta; el músico tocaba una estupenda guitarra y tocaba al son de las poesías que el poeta recitaba. Nosotros hemos acompañado en unas y luego hemos inventado otras. Para terminar uno a uno hemos podido tocar la guitarra y hablado o cantado por el micro.

¡¡ IMPRESIONANTE !!  Feliz Tarde"


(J + S, junio 2013)




No hay comentarios:

Publicar un comentario